Seleccionar página

Cuando hace frío sienta genial comer un plato de cuchara, nos calienta el cuerpo y nos da energía para aguantar todo el día. ¿Y cuando no hace frío? Lo dejamos enfriar un poquito y a disfrutar. Vamos a preparar unos garbanzos súper nutritivos aptos para veganos.

Ingredientes
  • garbanzos
  • 1 tomate
  • 2 zanahorias grandes
  • 1/2 calabacín
  • un puñado de judías
  • 2 patatas medianas
  • sal a gusto
  • orégano
  • pimienta negra
  • cúrcuma
  • aceite de oliva

Tiempo de preparación: 15 minutos

(+2h de cocción a fuego medio)

Instrucciones paso a paso

Paso 1

Pon a remojo los garbanzos la noche anterior.

Paso 2

Pon a cocer los garbanzos en un olla grande con sal a gusto. Cada cierto tiempo tendrás que quitarle la espuma con una espumadera y paciencia.

Paso 3

Corta las zanahorias, el calabacín, las judías y el tomate en trozos pequeños. A mí me gusta cortarlos en daditos.

Paso 4

En una sartén con un poquito de aceite de oliva suave (0,4º), sofríe lo anterior con sal a gusto (no eches mucha, siempre es mejor corregir luego), orégano y pimienta. Cuando el tomate se esté deshaciendo añade unas cucharaditas de cúrcuma y déjalo un rato más al fuego.

Paso 5

Corta las patatas en daditos y añádelas a los garbanzos. Cuando rompa a hervir, bájale un poco el fuego pero que siga haciendo pompitas.

Paso 6

Agrega el sofrito de la sartén. Deja que todo se cueza a fuego medio durante dos horas o hasta que el agua se reduzca, espese bien y notes que los garbanzos ya están blanditos. Puedes corregir la sal si ves que quedó soso. También puedes echarle más pimienta para que pique más.

¡Qué fáciles de hacer son estos garbanzos! ¡No da nada de pereza ponerse a hacerlos!

Te puede interesar:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest